¿A qué saben los besos?
26/04/2017
Placeres responsables (Imagina un mundo sin pescado)
23/06/2017

El Mar llora, las olas nos lo advierten

Cocina con pescados de temporada, haz un consumo responsable. Valora las artes de pesca tradicionales y sostenibles. Cocina rico, cocina bien.

La Cova del Mero con la Sierra de Segaria

Fotografía tomada desde La Cova del Mero con la Sierra de Segaria de fondo

Así es, el Mar llora.

Nuestro Mar universal y portador de sabiduría se lamenta, cada vez está más triste. Tristeza que se refleja en las lonjas y en los mercados. No hay pescado, cada vez queda menos. Tengamos prisa, busquemos una solución. El Mar nos envía un mensaje claro, él no miente.

“Dónde hay vida hay esperanza”. Plásticos, redes, petróleo, caos y destrucción. Así es el panorama en nuestras costas. Vergüenza por un ser humano cada vez menos humano. Todo a la deriva, derivando en la miseria de la propia existencia inconsciente.

¿Atún rojo? ¿Filetes de Fletán? ¿Huevas de Salmón? ¿Suprema de merluza? ¿McFish? ¿Varitas de pescado? ¿Quién tiene la vara de medir?

Vergüenza señores consumidores, productores y dirigentes. Barcos piratas navegan a sus anchas por los Océanos arrasando con todo. Tienen nombre y apellidos. Marcas comerciales que todos conocemos. Es fácil, abrir y listo.

Sushi envasado al vacío para una noche feliz. Tendencias de vitrina. Atmósfera protectora para protegernos. Y más plásticos a la deriva. Sí, es fácil. El desconocimiento hace la vida fácil.

Por eso mismo desde Food&Fun ponemos toda la carne en el asador y os proponemos un maravilloso curso de cocina con pescados de temporada, para que aprendamos a identificarlos, a mimarlos, trabajarlos con respeto, preservar los sabores y como final feliz saborearlos.

Y como anticipo os voy a dejar una sencilla receta a la par de sabrosa para disfrutar de un pescado tan simpático como el Bonito.

Sashimi de bonito, daikon y rúcula salvaje

Ingredientes (para 4 personas):

Elaboración:

Sacaremos los 4 lomitos del bonito con la ayuda de un cuchilllo afilado. El resto de las partes del bonito las guardaremos para otras elaboraciones. Reservaremos en cámara entre paños de algodón ligeramente humedecidos con agua de mar. Por otra parte, cortaremos el nabo daikon en juliana fina de 2 mm de ancho por 7-10 cm de largo. Lo introduciremos en agua fría con hielo durante 12 horas cambiando el agua 4 veces. Introduciremos también la rúcula salvaje en agua fría con hielo durante una hora para que así se terse y quede crocante. Emplataremos como en la fotografía y acompañaremos de la salsa se soja, el wasabi en pasta y el jengibre encurtido.

guiadepescado.com

pescadodetemporada.com

FoodandFun